Atleti, a un solo paso de la final

Champions League Atlético de Madrid

Atleti, ese equipo que empezó empatando en liga con el Deportivo Alavés en la primera jornada y cn un recién ascendido, el Club Deportivo Leganés, en la segunda. Ese mismo Atleti es el que se ha clasificado por tercera vez en 4 años para semifinales de Champions habiendo perdido dos finales. Pero para perderlas es necesario haberlas jugado. y el Atleti las jugó. Ahora queremos jugar nuestra tercera final. Y ganarla. Pero antes es necesario pasar el último escollo: ganar al Real Madrid

A estas alturas hubiera dado igual el rival, todos son complicados. La prensa deportiva, la del equipo de la capital que viste de blanco, lleva desde el siguiente día a la clasificación diciendo tonterías sobre lo que pensaba o dejaba de pensar la afición del Atleti, dejando entrever que teníamos miedo a encontrarnos en la final de nuevo con su equipo de cabecera. Pero no son más que cartuchos de fogueo que intentan precisamente eso, meternos miedo en el cuerpo, ese miedo que en realidad tienen ellos temiendo tener que relegar de sus portadas a sus figuritas blancas para llenarlo de camisetas rojiblancas.

Ya no nos veremos en la final, en semifinales se quedará uno de los dos. Y este será el que consiga doblegar en partidos de ida y vuelta al rival. En enfrentamientos europeos entre los dos equipos hasta el momento ha salido vencedores los de blanco. Pero, como se suele decir, las estadísticas están para romperlas. Y estoy convencido de que en esta ocasión será así. De hecho llevo convencido, desde aquellos empates de los primeros partidos de liga, que este año era el nuestro, el de la Champion.

En liga hemos pasados por altibajos, pero al final, poco a poco, nos hemos afianzado en esa tercera posición que nos da acceso directo a la Champion de la próxima temporada. Y lo hemos hecho recuperando en los últimos partidos parte de nuestra solidez defensiva que ha sido nuestra principal identidad en estos años. Aún nos falta definir mejor la oportunidades de las que disfrutamos, pero estamos volviendo a hacer bueno el resultado de 1-0. Sin embargo en Liga de Campeones hemos demostrado una solidez total en todo su desarrollo hasta llegar a plantarnos en esta semifinal. Llegamos a ella en nuestro mejor momento de juego y anímico.

Por contra, el rival se sigue manteniendo en la cabeza de la liga principalmente gracias a sus golpes de suerte (que no hay que negar que los consiguen por insistencia) de los últimos minutos de los partidos y a que el segundo clasificado, el Barcelona, no ha aprovechado los regalos que le iban dejando. El Real Madrid no está fino. Gana sus partidos por inercia casi. Pero los gana.

No debemos fiarnos, debemos estar a la altura y dar todo para ganar y pasar a la final que, esta vez sí, estoy seguro que se vendrá para nuestras vitrinas, que sea el último gran trofeo que reciba el Vicente Calderón antes de decir adiós.

En ello estamos…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies