Cambio empleo digno por empleo

Empleo digno. Es curioso que a la palabra empleo, que de por sí debería indicar algo bueno haya que ponerle un adjetivo calificativo como digno para indicar lo que siempre debería ser.

El gobierno se afana en decirnos que estamos creciendo y que una muestra de ello es el ritmo de creación de empleo. Lo que no cuenta es cómo es ese empleo que se crea.

Hoy en día, el  14,1% de los trabajadores y trabajadoras vive bajo la sombra de riesgo de la pobreza según EAPN

En un reportaje de la Cadena Ser podemos ver un ejemplo claro de la forma de actuar de los empresarios de hoy, los modernos, esos que levantan España sacrificándose para darnos un trabajo que no merecemos.

Os resumo el tema: sustitución de trabajadores fijos por becarios, ETT’s y subcontratas. Los fijos a la puta calle logrando acuerdos mejores o peores, según los casos: situación personal, sus abogados y sus jueces. Los becarios, los trabajadores de ETT y los que vienen de subcontratas jodidos con unos sueldos (cuando los tienen, que muchos de los becarios lo tienen que hacer “de gratis“) que casi no les da ni para pagarse los propios gastos que conlleva el simple hecho de ir a trabajar.

Pero, como en tiempos de “Ansar”: España va bien.

Recepción hotel
Evan Bench from paris, france – Reception

En el caso que se comenta en el reportaje han conseguido poco a poco ir despidiendo a los antiguos profesionales u obligando a alguno a marcharse tras no permitirle la conciliación laboral. De la misma manera, poco a poco, han ido cubriendo los puestos con mano de obra barata, convirtiendo un empleo digno en un trabajo precario, con sueldos vergonzosos con los que seguramente no llegarán ha llamarse “mileuristas” (más quisieran, pobres desgraciados…).

El reportaje es sobre un hotel, un elemento básico en uno de los sectores más importantes de este país: el turismo. Dado el sector, el ejemplo del reportaje seguramente se lleve repitiendo durante los últimos años en muchos otros lugares dedicados a la atención de nuestros visitantes, extranjeros o nacionales. Pero no es el único sector donde se da el proceso. Teniendo en cuenta que el sector servicios, en general, es uno de los puestos laborales más importantes, ya que la industria ha ido reduciendo drásticamente su presencia, el caso es de lo más habitual.

Las empresas a día de hoy se dedican a despedir a uno con un sueldo que probablemente haga cuatro o cinco años que no le suben y contratar por el mismo dinero, o incluso menos, a tres personas. Con ello envían a una persona al paro, pero crean empleo para tres. Una simple operación matemática nos muestra el resultado: +2 para el gobierno: un puesto que ya estaba cubierto más otros dos. Por cada operación matemática sacan al menos a dos + 1 números (somos números para ellos, no personas) de las listas de desempleo y consiguen que haya más trabajadores, pero trabajadores pobres. Hoy en día, el  14,1% de los trabajadores y trabajadoras vive bajo la sombra de riesgo de la pobreza según EAPN (European Anti Poverty Network – Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social).

Escuchad el audio vosotros mismos: