Cómo ha subido la vida

Pues nada, que me voy unos días de vacaciones y cuando vuelvo me encuentro que las cerveza se ha puesto por las nubes. Al menos en el Mercadona de Alcalá de Henares que se encuentra junto a la antigüa fábrica de Gal. Pensaba pillar unas Coronitas para degustarlas con su rodajita de limón y me ha dado miedo y al final he pensado que mejor agua del grifo. Porque vamos, pagar casi 210 euros por el litro de cerveza, por muy mejicana que sea, me parece que no se ajusta a mi presupuesto. Aquí dejo la prueba: