La dignidad ante todo

PS-Rajoy

El PSOE lleva anunciando desde el principio su NO es NO a Rajoy y al PP, mientras Rajoy, el PP, Rivera, C’s, la prensa, barones del PSOE y jarrones chinos hablan de responsabilidad.

Pues responsabilidad es no permitir que un partido inmerso en 5 investigaciones (antes imputaciones) judiciales gobierne este país. Responsabilidad es no permitir que un mentiroso (no presunto mentiroso, demostrable) incorregible siga como presidente de este país. Responsabilidad es impedir que sigan adelante las políticas austericidas, retrógradas y represivas del gobierno anterior.

Responsabilidad es no permitir que siga gobernando el partido de los sobres en negro, de la Reforma de su sede pagada con dinero negro, de los tesoreros investigados (antes imputados) por el manejo de dinero negro.

Responsabilidad es aceptar que hay otro al que el Rey a dado el mandato de intentar formar gobierno y que es quien tiene que, según la Constitución, esa que nombran hasta la saciedad para atacar a otros, pero la obvian cuando va en contra de sus intereses, presentarse para que el resto del parlamento le de o no su aprobación. Y responsabilidad es, por supuesto, decir que NO, que no tiene la confianza del PSOE quien no ha hecho otra cosa que no haya sido mentir a los españoles desde antes de llegar a ser Presidente del Gobierno de España.

Porque este personaje que quiere seguir viviendo en La Moncloa lleva muchos años mintiendo, desde aquellos hilillos de plastilina hasta el “cuando me han oído ustedes decir que llevaría al comité ejecutivo las condiciones de C’s para su aprobación” .

Ahora en la prensa ¿seria?, en programas de Sálvame político  (La Sexta Noche), a contertulios políticos y no políticos, a iluminados varios, a jarrones chinos y demás personajes les leeremos/oiremos decir que no puede haber terceras elecciones y que para ello es condición indispensable que el PSOE se abstenga y permita el gobierno del PP y de Rajoy por responsabilidad de estado.

Miente hasta al decir “cuando me han oído ustedes decir que llevaría al comité ejecutivo las condiciones de C’s para su aprobación”

Sin embargo, lo que toca ahora no es sólo demostrar responsabilidad, sino también demostrar dignidad. Esa dignidad que no tuvo Zapatero en 2010 para no aceptar los mandatos de la Troika y haber dimitido y convocado elecciones, para no traicionar a aquellos que le dieron su confianza. Esa dignidad que debe demostrar  Pedro Sánchez y el Partido Socialista ante sus militantes y votantes que no quieren permitir que Rajoy y el PP continúen llevando a España y a sus ciudadanos, excepto a sus amigotes, a la más absoluta de las ruinas.

Debe mantener su dignidad afianzandose en el NO es NO a la investidura de Rajoy y, cuando haya quedado claro ese NO, presentar al resto de parlamentarios un programa de mínimos para, en un máximo de 2 años, derogar las leyes retrogradas y represivas del anterior gobierno (LOMCE, Ley Mordaza, Reforma Laboral, etc.) y plantear las mínimas reformas para volver a la senda de los derechos sociales perdidos. Tras eso, nuevas elecciones.

A partir de ahí que el resto del parlamento decida y sea responsable de sus decisiones: gobierno de mínimos o terceras elecciones. La responsabilidad debe ser compartida por todos.

Y si esa responsabilidad compartida decide que no les gusta el plan y nos vamos a nuevas elecciones, por dignidad, prefiero esas nuevas elecciones. Y si en ellas el PP gana más escaños aún los responsables no serán los partidos, seremos los electores, aquellos que se queden en casa, esa “mayoría silenciosa” de la que Rajoy lleva hablando durante todas las protestas en su contra. Ahí estaréis.