Os cuento unas cuantas cosas de mi:

Este blog que inicié allá por marzo de 2007 ha ido sufriendo varios cambios a través de su vida, principalmente estéticos. Supongo que esto va con el ánimo de cada momento. Aquí cuento un poco de mi historia.

Me llamo Enrique, Quique para los amigos, y desde que empecé a trabajar en esto de la informática -allá por los años en que aún existía MS-DOS 3.2 y 3.3– y estaba a punto de comprarme mi primer ordenador, a plazos por supuesto. Consistió en uno de la marca Philips, con procesador Intel 8088 (versión barata del 8086)

Desde entonces, y aunque mis estudios son de electrónica, me quedé hipnotizado con la informática. Soy técnico de hardware con lo que eso implica hoy en día: ya no solo vale que sepas cambiar placas o dispositivos; si no sabes instalar, configurar y poner en marcha el sistema en conjunto, no vales para esto. 

Con algunos dispositivos, como los recicladores bancarios, además hacemos de mecánicos: infinidad de engranajes, correas de transmisión, motores y otros elementos electromecánicos que tenemos que sustituir, reparar o ajustar.

Las comunicaciones me llamaron la atención desde el principio. Eso de poder comunicarte con el exterior con el ordenador era la bomba (internet aún estaba en sus inicios a nivel global) y descibrí las BBS (Bulletin Board System)

Las conexiones se hacían via modem utilizando determinados programas (como BlueWavepara acceder a los distintas BBS existentes, la mayoría de ellas gratuitas y mantenidas de forma altruista por los «sysop«. 

Puesto que la factura telefónica podía subir bastante si estabas permanentemente conectado, los clientes de BBS permitían preparar todo desconectado (nuevos mensajes a los foros, respuestas a otros mensajes, ficheros que querías subir, etc) y una vez todo preparado hacías que se conectara, subiera todo lo que habías preparado, se bajaba los mensaje nuevos y se desconectaba. 

Para descargar ficheros se bajaba un indice desde el que seleccionar lo que querías descargar y al conectarse lo descargaba también. Era toda una aventura hasta la llegada del primer navegador: Mosaic. Con él descubrimos internet. Ahora ya todo era en modo gráfico y manejado con un ratón, pero la factura también era preocupante. Además tenías que contratar los servicios de un intermediario para conectarte: el proveedor de internet.

Aficiones

Mis aficiones principales son la lectura, la música y el fútbol.

Soy del Atlético de Madrid desde que nací, y eso es algo que no puedo cambiar. Ni quiero.

Toco la guitarra, más o menos, y canto fatal.

¿De dónde viene el nombre de Whomples?

Bien. Pues Womples fue el nombre que le pusimos al equipo de fútbol sala que creamos en el barrio. Eramos buenos, llegamos a ganar bastantes campeonatos y trofeos. Pero después nos fuimos haciendo mayores y todo eso pasó a la historia de nuestra vida. Y allí se quedó, en nuestra historia. Yo simplemente he cogido el nombre y le he añadido una ‘h‘ en medio.

 

Send this to a friend