Ponga un enfermo en su vida

 

Eso parece ofrecer el cartel de esta furgoneta que circulaba por Madrid. No se a cuanto estara el precio ni si será más caro por peso, edad o gravedad de la enfermedad y tampoco le hallo la utilidad real. Pero como siempre he dicho: para gusto los colores.