Alias en Linux: aliados en la línea de comandos

Para qué sirven y cómo se crean alias en Linux

Linux es muy potente desde línea de comandos, pero también complicado, con comandos con infinidad de opciones. Los alias nos echan una mano en ese momento. Los alias son como accesos directos aplicados a la línea de comandos de Linux.

Imagina que a diario tienes que entrar en un directorio tal que /var/www/html/

Puede crear un alias llamado web :

[email protected]# alias web = 'cd /var/www/html'

A partir de ese momento para ir al directorio solo es necesario que ejecutes la orden:

[email protected]:~/# web
[email protected]:/var/www/html/#_
Pantalla de terminal de linux

Otro caso típico es, por ejemplo, editar el fichero de repositorios en linux, cuya orden seria, utilizando como editor vi:

[email protected]:~# alias repositorios='sudo vi /etc/apt/sources.list'

Para editar la lista de repositorios solo habrá que ejecutar el nuevo alias:

[email protected]:~# repositorios
Pantalla de terminal de linux

Más útil será crear un alias para no equivocarnos y borrar lo que no debemos:

[email protected]:~# alias borrar='rm -i'

Con este comando nos pedirá confirmación con cada fichero antes de borrarlo.

Otros alias típicos son:

[email protected]:~# aias la='ls -a --color=auto'
[email protected]:~# alias ll='ls -la --color=auto'
[email protected]:~# alias dir='ls --color=auto'
[email protected]:~# alias vdir='ls -l --color=auto'
[email protected]:~# alias md='mkdir'

Alias permanentes y temporales

Los alias pueden ser permanentes o temporales. Los temporales son los que creamos desde la misma línea de comandos. Durarán mientras no cerremos esa sesión.

Si queremos que se hagan permanentes deberemos añadirlos a nuestro fichero .bashrc (siempre y cuando usemos como shell BASH (Bourne Again SHell). Si utilizamos otros shell deberemos añadir los alias en su fichero de configuración particular (por ejemplo, para Z SHell sería en el fichero .zshrc).

Eliminar un alias

Para eliminar un alias se utiliza el comando unalias

[email protected]:~# unalias repositorios 

A partir de este momento si el alias repositorios creado antes era temporal, dejará de existir como cuando cerramos sesión. En caso de que estuviera añadido en un fichero .bashrc, por ejemplo, dejará de existir hasta que iniciáramos una nueva sesión o bien ejecutáramos el comando:

[email protected]:~# source ~/.bashrc

Este comando hace que se vuelvan a cargar las preferencias recogidas en nuestro fichero .bashrc


También te puede interesar ...

Send this to a friend