El cierre de la M-50

Vaya. Por fin parece que nos van a cerrar la M-50. El gobierno central – no se las razones – no sabe, no contesta. Y aquí todos esperando a que se produzca el cierre de ese nuevo cinturón de Madrid. Y llega SuperEspe y nos va a salvar por fin cerrando la autovía con cargo a los presupuestos de la Comunidad de Madrid. Bien.

Ah, no, espera. Que no me había enterado bien del todo. Vaya, aquí está el truco. Va a ser de peaje. Dice que pagando un mínimo y que para conseguirlo dará la concesión a la empresa licitadora durante el máximo de tiempo permitido por la ley. No se ahora de cuanto es este tiempo, pero en tiempos de la autopista de Villalba- Adanero era de 50 años. Y dentro de 100 años todos calvos. Y ese mínimo de ¿0.90 €? ¿Todos los días para ir y venir de currar?

Se están dedicando en este gobierno autonómico a repartir la cosa de lo público a un montón de gente privada para que lo gestione por tiempos lejísimos, en los que para entonces prácticamente los que están ahí ni siquiera estarán en este mundo -elixir de la vida eterna por medio – y nos estamos comiendo todos estos negocios y trapicheos sin decir ni mu. Mientras, unos se dedican a chupar de la teta de la vaca. Ya veremos cuando se seque.

Aquí tenéis un reportaje del año 1999 en el diario El País sobre los peajes en general y los de Cataluña en particular: Autopistas, toda rebaja es poca