Turismo

Hoy hemos pasado el día en un sitio del que no conocía ni siquiera su existencia: “El Barranco de la Hoz“. Se encuentra este lugar en Corduente, pueblo próximo a Molina de Aragón, provincia de Guadalajara. Está en el Parque Natural del Alto Tajo y la Hoz es la que forma un afluente de dicho río, el río Gallo. Encontramos en la base del barranco una ermita, la de la Virgen de la Hoz, como no podía ser de otra manera, en la que parte de la estructura está formada por la misma roca que forma el barranco. Al lado de la Ermita sale un camino que asciende por la montaña rocosa gracias a unos escalones labrados en la misma, hasta un mirador con una vista impresionante del barranco.

Según algunas informaciones la subida está compuesta por 270 escalones; otras nos hablan de 450; yo os voy a dar la información exacta: hay demasiados escalones. Menos mal que durante el ascenso encontramos algunos sitios donde hacer parada y fonda (es imprescindible llevar botellas de agua bien fría) y así ir descansando, de lo contrario sería complicado completar la azaña.
Encontramos un primer mirador desde donde contemplar una explédida vista y aprovechar para tirar alguna bonita foto. Si continuamos un pequeño trecho más, llegaremos al mirador alto. Aconsejo hacer la subida antes de comer.

A la bajada, de camino de vuelta, aproximadamente a 1km., encontramos un excelente merendero donde reponer fuerzas con lo clásico: tortilla de patatas y filetes empanados, ensalada y unas cervezas o tinto de verano bien fresquitos.
En definitiva, un expléndido lugar para pasar un día si os encontráis cerca de la zona. Desde Madrid queda algo alejado, pero si aún así os decidierais está a unas 2 horas y media, por la A-2 hasta Alcolea del Pinar, en el desvío 135, N-211, Teruel. Poco antes de llegar a Molina de Aragón tomamos el desvío a Corduente y desde allí al Barranco de la Hoz.

 

Quique M. Martín

Técnico de hardware y entusiasta del software. En este blog hablo un poco de todo: informática, política, deporte, humor y cualquier cosa que se me ocurra.

Send this to a friend