Este atleti

Y seguimos como cada comienzo de temporada desde que volvimos del infierno, pero un poco peor. Cada año al inicio de temporada nos creemos que esta es la vencida, que esta temporada es, por fin, la que nos toca; que tenemos un equipo cojonudo y nos vamos a comer el mundo entero, Madrid y Barça incluidos. Pero este año no. Este año desde el principio, con la absoluta incompetencia de los señores que rigen los destinos de este club, tenemos claro que no, que este año si toca algo es caer aún más de lo que hemos caído. El Dueño de la mayoría de las acciones, aunque sean robadas, porque lo son no porque lo diga yo,  sino porque lo dijo una sentencia, eso sí, de forma más fina y que se salvaron por algo que se llama prescripción del delito, unido a una marioneta de este, el Presidente y a un Director Deportivo que lo único en que piensa es en trincar todo lo que pueda en comisiones, se han empeñado en echarnos a todos, en llevar a la ruina al club y en quedarse con los despojos.

Para colmo tiene la desfachatez de contestarnos: Pitarch diciendo que somos unos zoquetes, que tenemos un gran equipo, que Torres no se ha comido un rosco desde que se ha ido y que él a traído a lo mejor del mundo mundial; Miguel Angel Gil con una carta que no tiene desperdicio a la que constesta magníficamente un aficionado, eso sí, en un blog porque no es famoso como este caradura:  y los sueños, sueños son; y el que faltaba, el señor Cerezo diciendo sobre la convocatoria de una manifestación-protesta el pasado fin de semana coincidiendo con el primer partido en casa, que debería ser para darles las gracias ¡será prepotente aquí mi primo!

En fin, que el inicio ya nos ha dado todos los datos: derrota en Málaga por goleada (0-3), empate en casa con el Racing (1-1) y empate en casa en Champion con el Apoel (0-0), la cenicienta del grupo, que gracias al atleti se le apareció su hada madrina. Imaginaos el final. Vamos que si yo soy Forlán o Agüero en enero me piraba y no tendríamos nada que reprocharles.  Dos ganadores natos no pueden tener detrás semejante panda de ineptos y no me refiero sólo a los jugadores.

¡Qué pena me das Atleti, con lo que yo te quiero!