La reuniones clandestinas

Según cuenta El País en su edición de Madrid, el pasado lunes la policía municipal de Torrelodones levanto acta en un bar en el que se mantenía una reunión en la que el cineasta Marinano Barroso estaba dando una charla sobre cine a 11 vecinos de la localidad. Era un encuentro organizado por el Partido Independiente Vecinos por Torrelodones (VxT) del que Barroso es miembro dentro de las actividades culturales.

Parece ser que a eso de la 8 y cuarto de la tarde una pareja de la policía local llamo a la puerta del bar, que se encontraba cerrado, preguntando que hacían. A su pregunta respondieron que era un “reunión privada” a lo que los policía parecer ser que dijeron que “cumplían órdenes de arriba”.

Los agentes levantaron acta indicando que en el interior de establecimiento se encontraban personas impartiendo algún tipo de clase teórica sin licencia para ello. {:-O

El ayuntamiento, gobernado por el PP, indicó que era una inspección rutinaria.

Pues nada, que parece que estos siguen queriendo volver a tiempos donde más de tres reunidos en la calle era una manifestación no aurorizada. Increíble a estas alturas del siglo y de nuestra democracia, pero verdad…