Gallardón otra vez

Este chico es que no para. Después del lio de la Operación Guateque, Gallardón no quiere ir al baile y comenta que lo mejor es vender la discoteca.

Ahora resulta que si la gestión de las licencias municipales estuviera en manos privadas mejor iría todo. O sea, que otra panda de amiguetes hagan lo que hacían estos, pero legalmente. Porque hasta ahora los impuestos que pagaban los ciudadanos por las licencias repercutía en los mismos ciudadanos, o al menos así se supone que debería ser, ya que lo que pagamos de impuestos se supone que es para obtener unos servicios equitativos e igualitarios. Según el formato que desea el Sr. Alcalde de Madrid lo que se pague de impuestos repecutirá en la empresa que lleve la gestion, porque esta no lo va a hacer gratis. O sea que o eso o tendrán que subir el precio de las licencias para que haya para todos.

Está bien la gestión de este alcalde. Brillantes ideas.