Sana envidia

Y satisfacción también. El comportamiento de las aficiones del Villareal y el Celtic con motivo del partido que disputaron de la Liga de Campeones fue de lujo. Compartieron un paella gigante y después se fueron al fútbol. En el partido ganó el que ganó. Pero con el estómago lleno de granos (de arroz) se puede uno ir al fútbol con su hijo sin miedo a que un energúmeno la arme porque el crí­o o el padre llevan una camiseta del equipo rival.

Que cunda el ejemplo de estas aficiones.

También te puede interesar:

Raspando y con ayuda
El Barcelona ha ganado al Almerí­a. Sí­. Por 2-0. Sí­....
Otra vez el resucitador
Y volvió por sus fueros. Volvió a ser el resucita-equipos-porteros-delanteros-etc....
Para dentro Romerales
Para troncharse lo del Romerales este. Para troncharse....
Las obviedades de Rajoy
Ayer fue entrevistado Mariano Rajoy en el programa Hoy por...

Send this to a friend