Oportunidad perdida

¡Uy! Casi. Oportunidad de oro perdida por el Atlético en un partido que tuvo ganado y perdió porque todo lo bien que lo hacían en la delantera, gol de Pablo, gol espléndido de Simao y otro de cabeza (con lo pequeño que es) del Kun Agüero, lo perdieron en la defensa y, sobre todo, Leo Franco, que tuvo un día para olvidar. Cuatro balones del Villareal, 4 goles. Más efectividad no es posible. Lo único que queda es que los que asistieron al encuentro vieron goles. Muchos más de los que se suelen ver en los campos actuales. Igual que el pasado miércoles, otros 7 goles en el Calderón, pero entonces fue a nuestro favor. El caso es que últimamente se ven muchos goles y eso, creo yo, que es bueno. Aunque esperemos que las próximas veces sea metiendo nosotros el otro más que el contrario.

Send this to a friend