Y les salió respondón

Mariano Rajoy se ha encontrado con un problema inesperado: Ricardo Costa le ha salido respondón. Bueno, les ha salido respondón a Rajoy y a Camps, porque seguro que este tampoco se lo esperaba. Porque si no no se entiende toda esa serie de comunidados y contracomunidados desde el pasado viernes, día de la Comunidad Valenciana.

En la comparecencia de hoy por la mañana , Ricardo Costa ha dejado todo bien clarito: “siempre he cumplido mis responsabilidades, y he trabajado con absoluta dedicación, cumpliendo la ley, y ciñéndome a las directrices que la dirección regional del partido, me han marcado“, vamos, que el que manda es Camps y él obedece; “he actuado siempre con absoluta lealtad a los órganos del partido, al presidente regional Francisco Camps y al presidente nacional Mariano Rajoy“, vale , además de Camps, Rajoy. Y vuelve a reiterar: “nunca he actuado al margen de las directrices del partido popular de la comunidad valenciana, aunque en algunos casos hayan sido difíciles desde el punto de vista personal. siempre he antepuesto mi compromiso con Francisco Camps y con Mariano Rajoy a cualquier otra consideración“.

Desde luego como este tio este metido de lleno en el tema Gürtel y en la financiación irregular del PP, está dejando que todas las sospechas como cabecillas en todo el asunto recaigan en Camps primero y en Rajoy después. De Camps me espero cualquier cosa después de la caradura de sus trajes (recordemos que él insistió en que los pagó y, sin embargo, el TSJV determinó a pesar de su más que amigo de la Rúa, que los trajes fueron regalados, aunque según ese tribunal no se usaron para conseguir favores). Vamos que a mentiroso Pinocho no le gana. Pero de Rajoy, aunque no creo que esté metido del todo, sí me creo que algo tenía que saber. Porque si no fuera así no debería temblarle el pulso a la hora de barrer a toda la escoria y porquería del partido.

Desde luego, visto lo visto no creo que sea el líder que España necesita para poner orden, cuando no es capaz de ordenar su propio partido.