La torre de Babel del senado

Senado españolPues resulta que desde ya los senadores van a poder expresarse en su lengua autonómica en el Senado y para que los que hablen otra lengua los entiendan se utilizará el clásico pinganillo en el oído mediante el cual lo escucharán traducido al español. Sí, sí, han leido bien, al español.
Independientemente de que el coste anual (120.000 euros) no me parece desorbitado teniendo en cuenta los presupuestos que maneja un gobierno, simplemente me parece una chorrada sin más.

Y que conste que no tengo ningún problema en que cada unos hable su lengua en su tierra o donde le plazca, pero si se supone que las lenguas sirven para comunicarse y lo que hacemos es poner cada vez más trabas, lo llevamos claro. Si existe un idioma que entendemos y hablamos todos, porque además es el oficial del país en que vivimos y actuamos, me parece simplemente esperpéntico lo que se va a hacer en el Senado: un senador que habla perfectamente español (bueno, lo de perfectamente en la clase política española, que es la que conozco, es un decir) decide hacerlo en catalán, gallego, euskera o andaluz, y a la vez alguien lo va traduciendo al español para que lo entiendan los que no hablan catalán, gallego, euskera o andaluz, lo que están haciendo, lo llamen como lo llamen, es dar rodeos.

Que de verdad, si todos los senadores hablaran swahili, a mi me daría igual de donde fueran: catalanes, valencianos, gallegos, vascos, andaluces o murcianos, lo lógico, sencillo y natural es que se expresaran en swahili.

Que vamos, si bastantes problemas tenemos para comunicarnos en el idioma común, como para entendernos hablando en distintos idiomas.Que sí, que ya se que el Senado es la cámara de las autonomías, pero que sigo sin entender porque es necesario hacer las cosas tan difíciles.

Send this to a friend